A raíz de la emergencia sanitaria por COVID-19, la forma en que realizamos nuestras compras ha cambiado, de acuerdo con el Segundo Reporte sobre el “Impacto del COVID-19 en Ventas Online en México”, realizado por la AMVO (Asociación Mexicana de Ventas Online), 5 de cada 10 consumidores realizan sus compras online para evitar exponerse por la contingencia.

Eric Pérez-Grovas, presidente de AMVO, en una entrevista para Forbes México dijo:

“el comercio electrónico va a seguir creciendo. La gente en México, compra por internet no solo por un tema de precio. Antes en estudios que hacíamos de 2018 hacia atrás, la principal razón para que la gente comprara por internet era el precio, a partir del año pasado lo que vimos es que el mexicano ya evolucionó y compra por internet por comodidad”.

Anteriormente, una de las razones para acudir al e-commerce se enfocaba en el ahorro de tiempo y la conveniencia, hoy en día la prioridad es evitar contagiarse y evadir las aglomeraciones en tiendas físicas.

Un reporte elaborado por la AMVO en colaboración con Netquest, Netrica by GfK, Comscore, Talkwalker, Nielsen y Euromonitor International arrojó que la mayoría de los consumidores mexicanos (55%), adquiere productos y servicios online para evitar salir de casa, así mismo 5 de cada 10 manifestaron que gastarán lo mismo o más, en otros casos la mayor preocupación es la pérdida de recursos por no poder trabajar a causa de la pandemia.

Productos y servicios en el e-commerce

Desde el inicio de esta contingencia por COVID-19 el e-commerce ha sido la herramienta más útil para los consumidores, Pérez-Grovaz señaló:

“El covid lo que está haciendo es que quien no compraba por internet, lo tenga que hacer por primera vez y ese comprador una vez haciéndolo se vuelve usuario recurrente”.

Hoy en día el 71% de los consumidores son conscientes de la importancia de permanecer en casa, ya que han adoptado el hábito de informarse a través de las noticias en redes sociales y la televisión, y se han aventurado a realizar compras online. No sólo han realizado compras de supermercado, moda y comida, también han realizado el pago de servicios y transferencias interbancarias.

Un panorama general, muestra que los consumidores online han destacado en las siguientes categorías: comida a domicilio 40%, moda 30%, supermercado 28%, productos para el aseo del hogar 26% y productos electrónicos 24%.