“Happiness is not in money, but in shopping” -Marilyn Monroe

El Buen fin es una temporada que se adapta a un estilo de nuestros vecinos de América del Norte con el Día de Acción de Gracias estadounidense. Esto marca el comienzo de la etapa de compras navideñas para la población, lo que significa que los minoristas a menudo promocionan en gran medida sus tiendas y reducen los precios para atraer a sus clientes a comprar productos tanto en línea como en tienda física.

Normalmente, los precios se reducen durante los cuatro días completos. Algunas empresas ofrecen diferentes tipos de descuentos u ofertas para cada uno de los cuatro días.

No hay reglas, lo que quiere decir que se tiene la libertad de hacer una estrategia de marketing de Buen Fin de cualquier forma que desee para atraer mejor a los compradores. Este estilo fue adoptado por nuestro mercado y lo hemos implementado en los últimos 9 años para incrementar la economía del país.

En 2020, solo se volverá más concurrido, pero de una manera nueva e inusual.

En medio de un brote global, muchas tiendas decidieron con sensatez cambiar la modalidad del Buen Fin online, donde los compradores harán fila de manera virtual para evitar un contacto cercano.

Esto significa un aumento en el tráfico en línea y una gran cantidad de ingresos potenciales para las empresas de comercio electrónico de cualquier tamaño.

Para ayudarte a preparar para el Buen Fin más extraño de la historia, reunimos cinco estrategias de marketing que puedes probar en este 2020:

  • Crea una lista específica de correo electrónico del Buen Fin
  • Experimenta con la sincronización de los correos
  • Haz que tu venta sea memorable
  • Ofrece más beneficios
  • Que tu subject se destaque en el correo

Ya sea que esté buscando ideas creativas para la campaña del Buen Fin o nuevos ángulos para mejorar tus promociones, espero que hayas encontrado algunas ganancias rápidas que puedas aplicar en tu negocio este año.

Asegúrate de desencadenar la urgencia y la escasez con tu marketing de Buen Fin, pero no dejes que tus clientes potenciales entren en pánico como lo hacen muchos minoristas electrónicos.