El branding es posiblemente uno de los elementos más importantes que constituyen una empresa. 

No importa si se trata de un emprendimiento o una empresa ya constituida desde hace varios años, la identidad de marca siempre será el pilar que sostenga a nuestro negocio. De ahí que es tan importante conocer las estrategias para aplicarlo a diferentes tipos de emprendimientos.

Si quieres explorar aún más sobre este aspecto del marketing y conocer cuáles son las estrategias del branding que deberías usar en tu emprendimiento, te invitamos a que sigas leyendo este post. 

¿Qué es el branding y su importancia?

El branding es el proceso de constitución de tu marca. Sin embargo, si indagamos aún más en este concepto, podremos obtener una definición mucho más extensa y completa.  

Según Hubspot , el branding es:

“El proceso de investigar, desarrollar y aplicar una característica distintiva o un conjunto de características a una organización. Su fin es que los consumidores asocien una marca con sus productos o servicios.”

Dicho de otro modo, el branding es el proceso de construcción de una marca. Lo tangible y lo intangible, lo que dice y lo que no dice, cómo se proyecta hacia sus consumidores y cómo se interactúa con ellos, las palabras que utiliza y hasta la intención con la que se comunica.

Su importancia radica en su capacidad de crear la fidelización de los clientes hacia tu marca, de tal manera que hasta con un pequeño elemento puedan identificar que se trata de tu empresa, se genere la lealtad y cuentes con una verdadera voz. 

No sólo eso, las marcas pueden ser mucho más valiosas que los productos que comercializan pues, permiten dar a conocer la oferta de valor de manera mucho más certera. Estamos en una época en la que los estándares de calidad hacen que los productos en el mercado sean muy parecidos unos a otros. Y, el branding es la razón por la que los usuarios se decantan por una marca en lugar de otra.

¿Cuáles son los 5 elementos del branding?

Dependiendo de los distintos autores, el branding se puede componer por diferentes elementos. Sin embargo, por consenso general se reconocen cinco:

  • Naming

El nombre de tu marca es el primer paso para la diferenciación.

El verdadero poder de un nombre radica en sus características pues, debe ser notorio, único, atemporal, capaz de comunicar tu oferta de valor, pronunciable y capaz de ser registrable.

  • Identidad corporativa

Es la razón de ser de tu empresa o marca. Es lo qué hace, cómo lo hace y por qué lo hace. 

Definir estos valores garantizará que tu marca se mantendrá viva a lo largo del tiempo.

  • Lealtad de marca

Es la manera en la que garantizas que tus clientes sigan relacionándose con tu empresa en un ámbito de cordialidad, sin necesidad de esfuerzos publicitarios.

La lealtad a una marca es el primer paso para la generación de embajadores.

  • Arquitectura de marca

Es la manera en la que la marca se divide en otras marcas y submarcas para ofrecer distintos productos o servicios. 

Piensa en empresas como Unilever, que ofrece muchísimas marcas a distintos niveles y en diversas industrias que parecen no relacionarse entre sí. Por el contrario, piensa en empresas con marcas y extensiones, tales como Amazon, Prime, Kindle y Amazon Web Services, por decir algunas. 

  • Posicionamiento

Es la relación entre la marca y ciertos atributos. Por ejemplo, más allá de “un refresco embotellado”, la Coca Cola se relaciona con momentos en familia y la unión.

Todos estos elementos deben alinearse entre sí para ser capaces de comunicar de manera contundente y consistente la razón de ser de tu empresa, productos y servicios.

¿Qué debe representar una marca?

Existen distintas estrategias para representar y comunicar a través de tu branding marketing, según Foro Alfa:

“ La marca es la representación de un valor, de una visión del mundo.

La marca es una identidad conectada a la empresa tanto como a sus clientes.

La marca define a un producto por sus cualidades simbólicas más allá de sus funciones”.

Es decir que tu marca es mucho más que sólo un conjunto de elementos gráficos y visuales, es una voz que conforma la identidad de tu negocio o empresa

¿Cuáles son los tipos de branding?

Existen branding de diversos tipos, los cuales cumplen con diversas funciones. Veamos cuáles son los más comunes:

  • Corporativo

El branding corporativo se refiere a la marca que gira alrededor de un concepto central.

  • De producto

Cuando la marca y su comunicación hablan sobre la funcionalidad y beneficios de un producto.

  • Co-branding

Cuando surge de la alianza de dos marcas para ofrecer un bien.

  • Personal

Cuando la oferta de valor gira en torno a una persona, su conocimiento y reputación.

  • Político

Es una subclase del branding personal cuando este se utiliza con fines de propaganda para conseguir un puesto público.

  • Social

Se refiere al que se proyecta en las redes sociales, utilizando los diversos portales y herramientas de la marca.

  • De empleados

Es la manera en la que una marca se relaciona con sus empleados para que estos “se pongan la camiseta”

  • Digital branding

Se refiere a cómo se proyecta la oferta de valor a través de distintos portales, tales como el blog, las redes sociales y otras herramientas basadas en el mundo digital.

  • Emocional

Busca darle una dimensión más humana a la empresa a través de historias vinculadas con su oferta de valor.

Todos estos tipos de branding pueden coexistir dentro de la estrategia de branding y diferenciación para lograr lo que todos los expertos en ventas, marketing y comunicación desean: una lovebrand.

¿Cómo crear una estrategia de branding?

El branding, como un proceso, se adapta a los diversos tipos de emprendimiento, siempre y cuando, seas capaz de crear una estrategia sólida y efectiva.

Lo mejor es ir de acuerdo con los siguientes pasos: 

  • Define tu propuesta de valor, tu misión y valores son de vital importancia, al conocerlos podrás tener mucho más clara tu comunicación.
  • Desarrolla la identidad gráfica, que no sólo es “un loguito y ya”. Debes contemplar colores corporativos que reflejen tu marca, formas y elementos.
  • Cuenta una historia, el storytelling de tu marca es la manera en la que marca o producto habla y le cuenta a tu audiencia sus atributos. Piensa en Nike y Puma, dos marcas que venden casi lo mismo, pero con storytellings completamente diferentes.
  • Utiliza los canales correctos: ¿para qué sirve un gran branding si nadie está dispuesto a verlo? Descubre dónde está tu audiencia y dales tu mensaje.

Implementar una estrategia correcta para tus esfuerzos de comunicación de branding te ayudará a llegar a tu audiencia y darles los mensajes indicados.

Estrategias de branding para diferentes tipos de emprendimiento

Hay muchas maneras en las que puedes dar a conocer tu marca, incluso hay algunas maneras muy específicas para ciertos nichos de mercado. Sin embargo, algunas de la que mejor pueden adaptarse a distintos tipos de emprendimiento son:

  • Programas de referidos

Este tipo de branding funciona sobre todo en marcas recién lanzadas e implica darle una promoción especial a los clientes que recomienden tu producto o servicio.

  • Infografías

Son una gran manera de generar información de valor, la cual se pueda compartir y viralizar.

  • Alianzas estratégicas

Tu base de clientes es utilizada por otras marcas, las cuales no sean de tu competencia directa y, a su vez, tu empresa accede a la base de datos de estas otras compañías.

  • Influencer marketing

Ideal para dar un impulso a tus productos. 

Esta estrategia se vuelve mucho más interesante si te contactas con micro influencers pues, el precio es menor y la especialización de su nicho puede darte buenos resultados.

  • Event Marketing 

Te servirá para aumentar tu audiencia, conseguir e, incluso, convertir y clasificar leads, ya sea en un evento específico de tu marca o en alguno afín, de tal manera que estés donde la audiencia te quiere encontrar.

El branding es la ficha clave

Con una identidad de marca bien lograda podrás diferenciarte de la competencia y transmitir el mensaje que verdaderamente quieres. Así, tu audiencia podrá conocer mucho mejor a tu empresa, sus valores, alcances e implicaciones. 

Recuerda que el branding, no sólo se trata de tener un logotipo funcional y colores corporativos vistosos en tu catálogo, sino que, además, es todo lo que tu empresa proyecta y cómo lo proyecta. Solo así, eres capaz de crear una comunidad de clientes y leads que se identifiquen con lo que tienes que ofrecer, y construir una empresa sólida y reconocible en el tiempo ¡Anímate y comienza a aplicarlo ahora con estas estrategias!